Publicidad

Caja Cristales Maestros I

Caja Madera, con tapa de cristal. Contiene 10 Cristales Maestros, en Cuarzo Blanco y Citrino, seleccionados y únicos. Ideales para trabajar en meditación personal y en grupo.

Medidas Caja: 21 x 18 cm.

Peso, medidas y cristales en el apartado VER MÁS.

Más detalles


105,00 € IVA incluido

(86,78 € IVA no incluido)

Disponibilidad Este producto ya no está en stock

0 producto en stock


Los Cristales Maestros son cristales de Cuarzo que conectan la luz blanca y pura con el plano físico. Todos presentan rasgos y principios propios símbolos de conceptos poderosos y todos transmiten la esencia de la Verdad Divina. Unos presentan una estructura geométrica específica y forman ángulos en las caras que configuran la punta del cristal. Se trata de un fenómeno de posible interpretación simbólica y numerología. Otros no tienen estos rasgos tan definidos, pero tienen en común el derecho de ser “maestros”. Todos tienen la función de instruirnos en el camino evolutivo de la conciencia. Si los sabemos emplear, es obvio que estamos preparados para aprender y asimilar sus enseñanzas. Estos cristales son:

*Guardianes de la Tierra

*Puertas del Tiempo

*Catedrales

*Maestro

*Transmisores

*Gemelos Tántricos

*Elestiales

*Isis

*Archivadores

*Ventanas

*Canalizadores

*Láser

*Generadores

*Tabulares

*Oclusión

*Diamante Herkimer

*Compañeros

*Llaves

*Balanos

*Puentes

*Temporales

*Biterminados

*Fantasma

*Espiral

*Cetro

*Gatillo

*Autoreparado

*etc.

Dependiendo de su forma, los Cristales actúan de una manera u otra, como si se tratara de distintos tipos de "antenas". Así, combinando las formas de un Cristal, la familia, y el color, tenemos una muy amplia gama para trabajar, ya sea en el campo de la Sanación, la Meditación o la Protección.

CRISTALES MAESTROS EN LA CAJA:

ARCO IRIS-CUARZO BLANCO (42,1 g. 5 x 3 cm.)

Moviendo el Cristal a la luz, vemos reflejos, aguas y nubes de colores que "bailan" dentro del Cristal: Es un arco iris. En meditación nos guía a la Gran Luz, por medio de corrientes de color, que nos dan un cálido abrazo. Son ideales en sanación para animar las almas decaídas, deprimidas, ya que le rodean con su color. Se puede meditar con ellos, colocándolos a la altura de los ojos y la distancia de nuestro brazo, aproximadamente, y contemplando el arco iris interior, sin pensar, simplemente observando, o también cerrando los ojos, colocando el Cristal en el entrecejo, y dejándonos llevar por las sensaciones que recibimos.

DIAMANTE HERKIMER-CUARZO BLANCO (10,8 g. 4 x 3 cm)

En el libro “Los cristales", editado por Milewski-Harford, con notas propias y de numerosas personas dedicadas a las gemas. Dos capítulos eran referidos a los Diamantes Herkimer. Veamos lo que dice John Vincent Milewski, Dr. en Filosofía,. Milewski califica a los diamantes Herkimer como "gemas naturales y singulares que parecen haber sido cortadas, talladas y pulidas", pero que "En realidad, salen del suelo con ese alto grado de brillantez y perfección que les ha dado la naturaleza". Los define como "relativamente caros", y señala al condado de Herkimer, en el Estado de Nueva York (cerca de Utica, sobre el río Mohawk) como el único lugar de la Tierra en que se extraen comercialmente. Afirma que la muy fuerte atracción que los humanos sentimos por los cristales de cuarzo, y especialmente por los diamantes Herkimer, es debida a que "el orden natural de la estructura del cristal de cuarzo representa un grado de coherencia, orden y perfección que buscamos en nuestras vidas". Y que hay una relación dada por el oxígeno y el silicio (el cuarzo es dióxido de silicio), pues siendo nuestros cuerpos agua en un 70%, gran parte corresponde a átomos de oxígeno. Y como nuestros cuerpos crecen y evolucionan en las vibraciones naturales asociadas con la corteza terrestre, que es casi en su totalidad oxígeno y silicio (79%), nuestro ciclo vital está asociado y sintonizado con las vibraciones de los átomos de dichos elementos químicos que componen los diversos silicatos que se encuentran en la corteza terrestre. Dice Milewski que los átomos de oxígeno y silicio son altamente organizados en un cristal de cuarzo o un diamante Herkimer, y esta orquestación de los modos vibracionales de dichos átomos, toca en armonía y "nos conecta el interruptor". Están sintonizados con nuestro canal. Somos, por lo tanto, excelentes receptores para su mensaje. Y que como "su onda portadora está sintonizada con nuestra emisora", su modulación con formas de pensamiento puede ser dirigida a la conciencia interna que existe en las diversas partes de nuestro cuerpo (chakras, glándulas, órganos, etc.).

Milewski supone que el apilamiento de los átomos uno sobre el otro afecta el modo en que fluyen las energías y son amplificadas dentro del cristal. La estructura hexagonal de los cristales de cuarzo es dada por el ordenamiento de la estructura retículo a la que se sueldan los átomos. Es común que existan átomos extraños o un átomo ausente en la estructura reticular, produciéndose huecos o imperfecciones en el cristal, que no son muy importantes para desequilibrar el flujo y amplificación de la energía. Pero las dislocaciones en los bordes, que afectan a toda una superficie del cristal (áspera y como escalonada, en las caras laterales), y las fallas de apilamiento, que van a lo largo de todo un plano del cristal, afectan a trillones y trillones de átomos. Lo que atenúa y altera significativamente el flujo energético y la capacidad de amplificación del cristal de roca. Milewski observa que ambas fallas están visiblemente ausentes en los diamantes Herkimer, lo que se manifiesta en la superficie tipo espejo de sus caras laterales, y lo que, -según cree ese autor- les permite su extraordinario poder. Y esto podría explicar por qué un Herkimer diez veces más pequeño que un cristal de roca común, puede ser diez veces más poderoso. Milewski establece una distinción entre la esencia espiritual del cristal de roca común y la de los diamantes Herkimer. Dice que "todas las formas u organizaciones de materia, u objetos materiales, trátese de una roca, una planta, un animal, o un conjunto de materia tal como una casa, un coche, o una montaña, tienen su propio espíritu.

La esencia de este espíritu se forma y recibe su dirección cuando se crea el objeto, y es hecha para apoyar a ese objeto específico, teniendo conexión directa con el espíritu arquetípico universal de todos los objetos similares". Cree que el cristal de roca y los Diamantes Herkimer tienen su espíritu distintivo, y que cada cristal individual tiene su espíritu individual. Su interpretación de la diferencia entre las esencias espirituales de estas dos formas de cristal de cuarzo, se basa en la manera en que crecen y se forman en la tierra: "Como los cristales de roca comienzan su crecimiento a partir de simientes tipo silicato adheridas a la tierra, crecen generalmente de manera unidireccional, produciendo un cristal en dedo o vela, que crece en grupos o estructuras familiares firmemente adheridos a la matriz o tierra de la que brotaron. En contraste, los diamantes Herkimer comienzan su crecimiento en una suspensión de libre flotación, en un líquido, no adheridos a la tierra, y crecen más o menos desinhibidos en todas las direcciones al mismo tiempo. Del estudio y análisis de estos diferentes modos de crecimiento, deduzco que sus esencias serán significativamente diferentes en función de la manera en que los cristales nacen y crecen. La esencia espiritual de los cristales de roca será más apegada a la tierra y más orientada hacia el grupo en cuanto a sus características, y unidireccional o unipropósito en cuanto a su naturaleza.

Los diamantes Herkimer son más bien de un espíritu de libre flotación (no apegado a la tierra), individualista, y representan una naturaleza y unas características de propósito multidireccional. Esto, básicamente, es lo mismo que las mentalidades de cerebros izquierdo y derecho, siendo las del cerebro izquierdo unipropósito, detallistas, exigentes, y gente de ley y organización; mientras que las del cerebro derecho son personas más de multipropósito, individualistas, y de espíritu creativo. A partir de estas afirmaciones y de un análisis de los diferentes modos de crecimiento del cristal de cuarzo, este escritor ha concluido que la esencia espiritual del cristal de roca es representada por la mentalidad romana o del cerebro izquierdo, mientras que el diamante Herkimer es representativo de la mentalidad de los griegos o del cerebro derecho. Por ejemplo, si sois una persona de cerebro izquierdo y deseáis volveros más creativos e individuales en vuestro pensamiento y modo de vida, deberías llevar un diamante Herkimer con vosotros y/o meditar con uno. A la inversa, si sois una persona claramente orientada hacia el cerebro derecho, esto es, individualista y quizá un poco alocados, y queréis ser atraídos hacia la tierra (ser capaces de trabajar mejor con los demás y con las organizaciones), llevad un cristal de roca. Asimismo, alguien con dislexia, que necesita una mejor coordinación de los cerebros derecho e izquierdo, podría intentar la meditación con un diamante Herkimer en la mano derecha y un cristal de roca en la izquierda, lo que le ayudaría a conseguir un mejor equilibrio". Para las ideas que acaba de expresar, este escritor dice carecer de datos clínicos, y sólo tener una buena especulación basada en más de veinte años de su vida que ha pasado haciendo crecer cristales y trabajando con ellos en múltiples e íntimos modos. "Este es un último pensamiento de este escritor sobre este tema. Cree que el espíritu del diamante Herkimer representa verdaderamente el espíritu de libertad. Desde un punto de vista científico, los cristales de cuarzo trabajan con las energías, especialmente las que afectan directamente a los circuitos del cuerpo y de la mente.

En conclusión, creo que los Herkimers son más poderosos en su acción que los cristales de roca de cuarzo. Irradian una vibración coherente que podría justificar una mayor coherencia en nuestros cuerpos, acelerando la curación natural y aclarando la mente para un mejor juicio".

OTRAS PROPIEDADES Además de casos de personas curadas, Milewski citan el de gente que mejoró su situación económica usando Herkimers.. En el libro "ABC de los cristales", de Antonio Duchan, publicado en Brasil en 1992, dice lo siguiente sobre los Herkimers: "Son cristales de cuarzo encontrados únicamente en las minas de Herkimer, estado de Nueva York. Parecen diamantes, por su claridad excepcional, y pueden sustituirlos energéticamente. Limpian los cuerpos sutiles. Equilibran la energía dentro del cuerpo y de la mente, también purificando. Aumentan la percepción de los sueños y, por eso, son llamados "cristales de los sueños". Guardan informaciones y amplifican formas de pensamiento positivas. Dispuestos sobre el cuerpo, limpian y disuelven bloqueos en áreas emocionalmente tensas y congestionadas. Cuando son colocados entre chakras, sirven para limpiar los pasajes para que la energía pueda fluir entre ellos. Ayudan en experiencias conscientes fuera del cuerpo, cuando son colocados bajo la almohada. Sanacion física: Equilibra y armoniza el aura, dando equilibrio al cuerpo. Descristaliza congestiones y bloqueos para que la energía pueda fluir libremente. Ayuda contra el vértigo, hemorragias y diarrea. Cáncer, pre-cáncer; intoxicación, tumores, todas las enfermedades relacionadas con el sistema muscular y las causadas por la polución ambiental, radiación artificial y exposición a rayos X.

Efecto espiritual: Son ideales para profundizar trabajos de evolución espiritual, canalización de mensajes, unión con energías sutiles de maestros ascendidos. -Efecto psicológico: Actúa contra la ansiedad y el stress; desarrolla el altruismo, el equilibrio de la personalidad y los talentos de vidas pasadas. Antonio Duncan nació en Niteroi, Río de Janeiro, en 1944. A la edad de seis años comenzó a coleccionar piedras. Interesado en el ocultismo y la espiritualidad desde temprana edad, su trabajo como productor discográfico le permitió viajar a Estados Unidos y Europa, donde realizó cursos sobre diversos aspectos del crecimiento espiritual, profundizando en el trabajo con la energía de los cristales y de las piedras preciosas después de la Convergencia Armónica en agosto de 1987. En 1988, frecuentó la "Crystal Academy" de Katrina Raphaell. A partir de entonces, comenzó a dictar cursos sobre cristales en la Fraternidad Pax Universal y en otros espacios de São Paulo y por todo Brasil, a partir de cuyas apostillas escribió ABC de los cristales, su primer libro.

En el libro "La curación por los cristales", dice Katrina Raphaell sobre el Diamante Herkimer: "Un rayo de sol... Son especímenes brillantes en todos sus ángulos. Esplendorosos. Reflejan la luz desde sus muchas caras formando ápices y encabezan sin duda el ranking de piedras de puntas naturales. Llevan a menudo pequeñas marcas en las caras y no muestran una sola cara sin ápice. Este fenómeno es lo que les proporciona esa carga adicional de poder dinámico. Son excelentes en disposiciones de cristales para despejar y disolver todas las tensiones emocionales y las zonas bloqueadas. Cuando se aplican entre chakras, sirven para despejar los conductos de energía, logrando así una mayor fluidez en la circulación de fuerzas entre chakras. Así es como trabajan eficazmente, en combinación con la malaquita, en el plexo solar.

La Malaquita saca a la superficie las emociones reprimidas, mientras los diamantes de Cuarzo las disuelven y disipan. Los Diamantes Herkimer son perfectos para llevar consigo cuando sentimos necesidad de un buen estímulo energético. Suelen insertarse magníficamente en joyas, y tienen efectos asombrosos y positivos en cualquiera de las zonas donde los apliques. Tienen fama de ser útiles si se colocan debajo de la almohada durante el sueño para vivir experiencias de más allá del cuerpo o para permitir una recolección de la memoria subconsciente alimentada por la actividad mental nocturna. Los Diamantes Herkimer son una delicia y son felices. Te ayudarán a serlo tú también."

GATILLO-CUARZO BLANCO (15 g. 95x 1,5 cm.)

Tienen un pequeño cristal creciendo fuera de ellos Este “gatillo” puede ser suavemente apretado para activar el poder del cristal y fortalecer sus atributos. Estos son solo usados para un incremento de un particular tipo de energía.

ANCESTRAL-CITRINO ( 36,6 g. 6 x 2 cm )

Tiene un borde plano muy claro que asciende desde la base del cristal hasta el ápice. Al sintonizarse con este cristal salen a la superficie las fuentes de alteraciones familiares para que puedan ser sanadas y la curación pueda reenviarse de vuelta a través de las generaciones, hasta el punto anterior a la manifestación de dicha alteración. Esto transforma toda la línea familiar enviando beneficios hacia delante a las generaciones futuras.

VENTANA- ARCO IRIS - CITRINO ( 22 g. 4,5 x 2 cm, )

Ventana situada en el centro, derecha o izquierda. Nos desvela el interior del alma, vemos más allá de la ilusión y hacia la esencia del ser. Simboliza el equilibrio entre lo inferior y lo superior, lo interno y lo externo, lo espiritual y lo físico. Nos ayuda a trabajar nuestro crecimiento personal a través de buscar el conocimiento interno de nosotros mismos. La ventana será el espejo de las sombras oscuras ligadas al temor y la inseguridad. Proporciona los medios para contemplar las regiones más profundas del ser.

MEDITACIÓN: Coloca la ventana en el tercer ojo. Despeja la mente. Focaliza el tema elegido. Plasma esa imagen en la ventana.

VENTANA DERECHA

Nos lleva hacia el futuro o futuros posibles, mostrando que el futuro es lo que hacemos en el presente. Trata los problemas de la parte izquierda del cuerpo. Trata los chakras de la parte posterior del cuerpo.

VENTANA IZQUIERDA

Nos lleva hacia el pasado, para explorar otras vidas y las dimensiones espirituales. Trata los problemas de la parte derecha del cuerpo. Trata los chakras de la parte anterior del cuerpo.

GEMELO TÁNTRICO-CITRINO (36,1g. 6 x 3 cm. )

Un cristal con dos puntas con una base común se llama un cristal gemelo, ambas partes de un cristal gemelo han de ser exactamente paralelas, y no tener ningún límite entre ellos. El cristal gemelo genera energía positiva para mejorar cualquier clase de relación. Si se hermana con un arco iris puede ser utilizado con mucha eficacia para proyectar energía curativa.

CATEDRAL-ARCO IRIS-CUARZO BLANCO (51,7 g. 6x3 cm.)

Son cristales de cuarzo que parecen una combinación de diversas partes armoniosamente ensambladas, sus componentes cristalinos convergen en un cristal de terminación única, pueden ser claros, ahumados o citrinos. Los catedrales poseen el don innato de rescatar y reunir las formas de pensamiento armonizadas con la inteligencia suprema, están destinados a recoger la esencia sutil de la sustancia primigenia y convertirla en lenguaje asequible para la mente humana. Actúan como un foco de luz en manos de los maestros.

TEMPORAL-CITRINO  (25 g. 5,4 x 2,5 cm.)

Tiene un borde plano muy claro que asciende desde la base del cristal hasta el ápice. Al sintonizarse con este cristal salen a la superficie las fuentes de alteraciones familiares para que puedan ser sanadas y la curación pueda reenviarse de vuelta a través de las generaciones, hasta el punto anterior a la manifestación de dicha alteración. Esto transforma toda la línea familiar enviando beneficios hacia delante a las generaciones futuras.

MAESTRO-CITRINO (45g. 4,5.X 3,5 cm)

Cara delimitada por tres lados, otra por siete, otra por tres, otra por siete, una por tres y un más por siete lados (3+7+3+7+3+7). Este cristal es la expresión máxima de la evolución y representa el puente entre nosotros y nuestro crecimiento, es decir, nuestra propia maestría. Ha llegado a nosotros con un objetivo muy claro: servirnos de guía, estimularnos y darnos las informaciones necesarias para nuestra evolución espiritual. Cuando llega este cristal es porque estamos preparados para nuevos y más profundos avances, y debemos acogerlo y tratarlo con el máximo respeto.

CLARIDAD-ARCO IRIS (30,9 g.  4,5 x 3 cm.)

La primera impresión de la calidad o del valor del cristal natural es juzgada generalmente por la claridad. La claridad se extiende de blanco lechoso al claro cristal que chispea como un diamante cortado. La mayoría del cristal es blanco lechoso en la base que se despeja gradualmente hacia la extremidad. El cristal blanco lechoso se dice que representa el yin o las calidades femeninas del amor, de la comunicación, de la negociación y de la receptividad. El cristal claro representa el yang o las cualidades masculinas de la energía, de la fuerza, y de la creatividad. Un cristal con ambos promueve un equilibrio de la energía masculina y femenina en niveles físicos y mentales.

Cesta  

(vacío)